smaller text tool iconmedium text tool iconlarger text tool icon

El Time Management es poner en funcionamiento y seguir un programa de estudios, para ordenar y priorizar tus estudios en un contexto compartido por otras actividades laborales, de familia, con amigos, etcétera.

Para ello:

  • Hacé un monitoreo  de  tu tiempo
  • Pensá en cómo invertís tu tiempo
  • Sé consciente de cuándo perdés tiempo


Sabé cuándo sos productivo.

Saber de qué manera invertir tu tiempo, te va a ayudar a planificar y predecir tu programa de estudio.

  • Hacé una lista con las cosas para realizar. Escribí las cosas que tengas que hacer, después decidí cuáles de ellas son inmediatas y qué otras podés dejar para más tarde. Además, dividí la lista entre las cosas que tengas que hacer con compañeros y las que tenés que hacer solo.
  • Confeccioná un planificador diario o mensual. Escribí ahí, tus tareas, clases, encuentros, consultas en orden cronológico. Siempre tenés que saber cuál o cuáles son las prioridades del día, siempre andáte a dormir sabiendo que estás preparado para mañana.
  • Realizá un planificador a largo plazo. Usa períodos mensuales, para que puedas siempre planificar con anterioridad. El largo plazo sirve para  saber definir de manera constructiva tus tiempos libres.


Planear un efectivo programa de estudio

  • Es necesario dormir lo suficiente, tener una alimentación equilibrada y realizar actividades recreativas.
  • Priorizar actividades
  • Preparar las clases de debates o literatura antes de que comiencen.
  • Inmediatamente después de tu clase, leé el material que te dieron tus profesores. Es importante porque, de este modo, afianzas mejor los conocimientos.
  • Lo ideal es repartir tus horas de estudio en bloques de 50 minutos.
  • Elegir un lugar de estudio libre de distracciones.
  • Planear qué hacer en el "tiempo muerto"
  • Planificar estudiar el mayor tiempo durante las horas del día.
  • Programar una revisión temática por semana.
  • Es importante no convertirse en esclavo de tu planificación. Es decir, ser abierto a los cambios proactivos.

 

Ejercicio: sumar puntos/ planificar tu programa de estudio

1- Imprimí esta página y completá

Logros

Más importantes

Menos importantes

Largo plazo



Largo / corto plazo



Corto plazo



 

2- Determiná  de qué manera invertís tu tiempo:  

Columna I

Hacé una lista del tiempo (en horas) que esperás invertir en actividades semanales:

Clases

Tiempo para estudiar

Trabajo o empleo

Familia

Actividades voluntarias

Ejercicios

Hábitos sociales

(clubs, Iglesia, etc.)

Reuniones con amigos

Otras

______

______

______

______

______

______

______

Total columna I ....................

Total columna II ...................

Total Columna I + II = total III = ................... horas


4- Armá tu planificación

Calendario cuatrimestral

  • Pedí en tu colegio, una copia del calendario cuatrimestral de esa institución.
  • Anotá las fechas más importantes, como vacaciones de invierno, exámenes finales, feriados, horarios de consulta, etcétera.
  • Además, anotá las fechas de entrega de trabajos importantes o actividades sociales que consideres de relevancia.
  • Pegá este calendario en un lugar visible y a mano, y evaluá tu progreso!.


Este calendario te va a dar una idea cronológica general: no incluyas demasiados detalles.



5- Proyectá tu calendario semanal

Escribí todas las actividades que vas a realizar, como clases, tiempo dedicado a estudiar, trabajos, y eventos sociales.

A diferencia del punto 4, este calendario te ofrece una idea más particular y delimitada de tus actividades: planificá en bloques de horas para toda la semana.

6- Planificación semanal actual

  • Modificá y detallá el proyecto de tu calendario semanal
  • Evaluá el  tiempo que usas para cualquier modificación que necesites realizar, (acorde a tus prioridades).
  • Usas tu tiempo lo mejor posible para lograr óptimos resultados?
  • Estudias cuando dijiste que lo ibas a hacer?
  • Podés identificar áreas en las pudiste usar tu tiempo más eficientemente?


7- Planificación diaria o "Hacer la lista"

  • Completá esta lista,  la noche anterior o a primera hora de la mañana.
  • Anexá  las cuestiones que intentes resolver ese día, incluyendo atribuciones personales, trabajo o puesto en el que te desempeñás y recados o mandados.


8- Beneficios de seguir una planificación:

  • *       Escribir planes hace que las responsabilidades parezcan más manejables y menos pesadas.


Los puntos planificados son más fáciles para ser completados.