smaller text tool iconmedium text tool iconlarger text tool icon

1- FACTORES QUE INTERVIENEN EN LA SEGURIDAD VIAL

Los siguientes factores deben actuar como un conjunto armónico para lograr la seguridad vial:

  • Factor ambiental: la vía pública y su entorno
  • Factor vehicular: el vehículo (automotores, bicicletas, etc.)
  • Factor humano: el hombre, (en condición de conductor, peatón, pasajero, etc.)

Si la armonía de estos tres factores se rompe, puede producirse un accidente.

A. EL CONDUCTOR
Para que el conductor pueda dar la respuesta adecuada a las exigencias de la vía pública, precisa un adecuado estado psicofísico, una buena formación como conductor e información.

B. EL VEHICULO
Los siguientes factores del vehículo inciden en la seguridad:

  • características mecánicas,
  • mantenimiento,
  • uso,
  • tipo y condiciones de la carga.

Si el vehículo no está en condiciones de dar una respuesta adecuada y eficaz a las órdenes que recibe de su conductor, se produce el accidente.
Las fallas o defectos más frecuentes son causados por:

  • problemas en los neumáticos o frenos,
  • defectos de las luces,
  • alteraciones del sistema de dirección o suspensión.

La ingeniería y la mecánica contribuye a disminuir las causas de siniestralidad derivadas del vehículo.

C. LA VIA PUBLICA Y SU ENTORNO.
El tránsito se desarrolla en la vía pública.
El nivel de exigencias para el conductor vendrá impuesto por:

  • las características de la vía pública,
  • las condiciones meteorológicas,
  • la modalidad de circulación,
  • las normas de señales de circulación.

Varios aspectos relacionados con la vía pública y la conducción pueden analizarse a partir de la pag. La ingeniería del Tránsito procura prever las causas de accidentes ocasionadas por factores ambientales y los propios de la vía.

2- CAUSAS DE LOS ACCIDENTES
El desequilibrio de cualquiera de los factores de triángulo de la seguridad vial puede provocar accidentes. Veremos centralmente el factor humano.

A. ALGUNOS COMPORTAMIENTOS INCORRECTOS DE LOS CONDUCTORES (Factor humano)

Aproximadamente un 95%, de los accidentes se producen por errores humanos.

Las conductas que más frecuentemente causan accidentes son:

  • excesos de velocidad
  • uso abusivo de la calzada
  • no respetar la distancia entre vehículos
  • no respetar la prioridad de paso
  • adelantamientos prohibidos
  • giros prohibidos o no advertidos
  • cruzar semáforo con luz roja y/o adelantarse a la luz verde
  • estacionamientos en lugares prohibidos
  • no usar cinturón de seguridad
  • no usar casco (cuando se viaja en moto vehículos)
  • uso indebido de alcohol, drogas y/o medicamentos
  • llevar más de un acompañante en motocicletas
  • llevar menores de 10 años en motocicletas
  • llevar niños en los asientos delanteros o sin las sillas de adaptación correspondientes
  • conducir vehículos operando sistemas de comunicaciones como radios, celulares, etc.


LA VELOCIDAD

Es el factor que tiene mayor incidencia en los accidentes. Respecto a la velocidad se distinguen dos tipos de infracciones:

  • No respetar los límites máximos y mínimos establecidos por la normativa.
  • Circular a velocidad excesiva o peligrosa, para las condiciones que presente el tránsito en el lugar.

Se deben respetar los límites máximos de velocidad y ajustar la velocidad a las diferentes y cambiantes situaciones del tránsito. La falta de adecuación de la velocidad a las situaciones y circunstancias de cada momento es la causa más frecuente de accidentes graves. A mayor velocidad mayor será el riesgo de accidente.
A mayor velocidad se necesitará:

  • mayor tiempo de reacción,
  • mayor distancia de frenado,
  • mayor ha de ser la anticipación con que habrá que prever las maniobras y situaciones.


a- Distancia de reacción.
Es el tramo que cubre el rodado mientras el conductor decide lo que hay que hacer. Al tiempo que demanda se lo denomina "tiempo de reacción". A mayor velocidad mayor distancia recorrerá el vehículo antes de comenzar el frenado.
b- Distancia de frenado.
Cuando mayor sea la velocidad, mayor será la distancia necesaria para detener totalmente el coche; puede duplicarse en pavimentos mojados o multiplicarse por diez en superficies heladas.
A + b- Distancia total de detención
Es la que recorre el vehículo desde que el conductor percibe la señal o el obstáculo hasta que queda detenido.

ALGUNOS CONSEJOS DE SEGURIDAD
Jamás cambie un neumático sobre la ruta o arteria de tránsito veloz; adopte las mayores precauciones posibles si se ve obligado a realizar esta reparación en una calle (balizar). Es preferible arruinar una cubierta que perder la vida. Jamás cruce un paso a nivel ferroviario con barras bajas. Considere que si el motor se detiene sobre la vía puede ser arrollado por el convoy. Ante el reventón de un neumático, nunca volantee. Sostenga firmemente el volante y lleve suavemente al vehículo hacia el costado derecho de la vía.

B. COMPORTAMIENTOS INCORRECTOS DE LOS PEATONES
Para que el conductor pueda adoptar las medidas oportunas y prevenir accidentes que involucren a peatones, pueden conocer cuales son los comportamientos incorrectos más frecuentes:

  • irrumpir en la vía pública intempestivamente.
  • cruzar por la calzada fuera de la senda peatonal.
  • estar parado o marchar por la calzada cuando pueda hacerlo por la vereda.
  • cruzar la calzada en diagonal.
  • Cruzar la calzada infringiendo la señalización.
  • Subir o bajar de un vehículo sin prestar atención.


Aun cuando el accidente pueda ser causado por un comportamiento negligente del peatón, el conductor siempre tendrá un alto grado de responsabilidad porque la ley presume que quien maneja SIEMPRE debe mantener el adecuado control del rodado y tener la capacidad de evitar todo daño a los peatones.

Si fuera imprescindible tener que caminar por la calzada, especialmente en una ruta, o a su costado, el peatón debe hacerlo teniendo el tránsito a su frente. De esta forma tendrá alguna oportunidad de advertir su un vehículo se le aproxima peligrosamente.

3- LA APTITUD DE MANEJO
Para una conducción segura, el conductor debe estar atento a lo que sucede en su entorno y estar físicamente en condiciones de percibirlo bien. El conductor debe poseer conocimientos técnicos prácticos, destrezas y habilidades demostrables en el examen que deberá aprobar para que se extienda su licencia de conductor.

EL TIEMPO DE REACCION
Es el lapso que transcurre desde que el conductor percibe un estímulo hasta que responde al mismo, si este se encuentra afectado en sus condiciones psicofísicas el tiempo de reacción se acrecienta considerablemente, aumentando los riesgos de accidentes.

Factores que influyen en el tiempo de reacción:

  • dad avanzada
  • fatiga
  • drogas y ciertos medicamentos
  • fiebre y enfermedades
  • calor y exceso de calefacción
  • comidas abundantes y pesadas o su falta
  • alcohol.


La intoxicación Alcohólica y sus Efectos en la Conducción.
El alcohol tiene influencia negativa en la conducción; porque es una droga psicodepresora de carácter sedante-hipnótico, incluso en pequeñas cantidades (un vaso). Sólo una décima parte del alcohol ingerido es eliminado por los pulmones o los riñones, el resto pasa directamente a la sangre, afectando negativamente el cerebro, a la vista y perturbando las aptitudes del conductor.
El alcohol produce en el conductor:

  • un falso estado de euforia.
  • un aumento del tiempo de reacción.
  • La reducción del campo visual (efecto "túnel").


La alcoholemia.
La cantidad de alcohol existente en la sangre, se determina por los gramos del alcohol por litro, que es denominada "tasa de alcoholemia": Esta se puede determinar analizando el aire espirado por el conductor (mediante el alcoholímetro); su sangre u orina. La tasa de alcoholemia máxima tolerada para conducir en todo el territorio nacional es de 0,5 g/l. Pero lo que se recomienda es que si va a manejar no beba nada de alcohol. La negativa a someterse a las pruebas de alcoholemia será sancionada Cuando el resultado de la prueba es positivo, los agente podrán remitir el vehículo a una dependencia oficial, y el implicado podrá quedar detenido por la fuerza pública.

4- LOS DEMAS USUARIOS
Necesidad de Colaborar con los Demás Usuarios en la Vía Pública.
La vía pública ha de ser compartida por todos los que tienen derecho a ello (peatones, ciclistas, motociclistas, camioneros, etc.), derecho que debemos ejercer respetando el de los demás, con el fin de poder desplazarnos con seguridad. Se impone colaborar entre todos para que la vía pública se convierta en un lugar de convivencia y no de lucha.

Colaborar significa:

  • No Molestar: quien quiera ser respetado, debe respeta.
  • No Sorprender: las conductas que asumimos deben ser predecibles y anticipables para los que utilizan la vía pública.
  • Advertir: las intenciones no pueden adivinarse, éstas no solo deben ser advertidas por los demás sino, que es obligatorio hacérselas advertir.
  • Comprender: la conducción requiere de una gran capacidad de comprensión para ponerse en el lugar de los demás y entender sus motivaciones.
  • Prever los Movimientos de los Demás: compartir la vía pública exige advertir las maniobras que efectuaremos, pero también, prever las intenciones de los demás. El conductor debe estar siempre atento para reaccionar a tiempo y de forma adecuada (conducción "a la defensiva").


5- COMPORTAMIENTO EN CASO DE ACCIDENTE
Todo conductor o usuario de la vía pública implicado en un accidente de tránsito deberá tomar las siguientes medidas:
DE CARÁCTER GENERAL:

  • Adoptar los medios necesarios para garantizar la seguridad de la circulación.
  • Detenerse en cuanto sea posible.
  • Hacerse una idea de conjunto del accidente, conservando la calma.
  • Dar cuenta a la Autoridad o sus agentes del accidente.

RELACIONADAS CON LA SEGURIDAD

  • Detener el vehículo en lugar seguro.
  • Cortar el encendido de todos los vehículos implicados.
  • Colocar los dispositivos de señalización de peligro.
  • No fumar, ni hacer fuego.
  • Utilizar los extinguidores si aparece algún punto de combustión.
  • Señalizar el lugar.

RELACIONADAS CON LAS VICTIMAS
Si hubiera resultado muerta o herida alguna persona, se debe:

  • Recabar auxilio sanitario, con urgencia.
  • No mover al lesionado, hasta que llegue el servicio médico de emergencia.
  • Prestar el auxilio más adecuado en cada caso.
  • Evitar la modificación del estado de las cosas y la desaparición de las evidencias del siniestro.
  • Permanecer en el lugar del accidente hasta la llegada de la autoridad o sus agentes.

RELACIONADAS CON LA PROPIA IDENTIDAD

  • Comunicar la identidad, facilitando la matrícula y seguro del vehículo.
  • Si sólo hubo daños materiales de poca importancia, en Rosario lo mejor es formalizar la denuncia en el centro más próximo del SIDEAT (Sistema Integrado de Denuncias de Accidentes de Tránsito). Debe concurrir al centro de denuncias más próximo con su documento de identidad, cédula verde o título del automotor, licencia de conductor y comprobante de pago del seguro.

RELACIONADAS CON LA AUTORIDAD O SUS AGENTES:

  • Además de avisar a la autoridad o sus agentes se debe facilitar los datos del vehículo, proporcionar información veraz, someterse a las pruebas de alcoholemia.
  • Testimoniar si es llamado a prestar declaración sobre un accidente.

EN AUTOPISTAS O RUTAS

  • Cuando el accidente se produzca en autopistas y los vehículos accidentados puedan seguir circulando, deberán abandonarla por la primera salida. Se avisará al concesionario en los puestos de peaje o por medio de los postes de auxilio.


6- CONDICIONES AMBIENTALES ADVERSAS
A- LA LLUVIA
La lluvia puede influir negativamente en la conducción y exige adoptar mayores precauciones para la seguridad. Sus efectos más importantes son:

  • reducción de la adherencia de los neumáticos (peligro de deslizamiento).
  • disminución de la visibilidad.

Advertencia
Para mejorar la adherencia y prevenir los desplazamientos en caso de lluvia se deben adoptar las siguientes medidas:

  • Mantener los neumáticos en buen estado: presión de inflado correcta; dibujo con profundidad adecuada.
  • Durante la marcha comprobar frecuentemente si los frenos responden.
  • Aumentar la distancia de seguridad entre vehículos: para disponer de más espacio en atención al aumento de la distancia de frenado y detención.
  • Reducir la velocidad, especialmente en curvas.

Velocidad
Si la calzada está anegada de agua, se circulará a velocidad reducida. Una vez pasado el trayecto inundado se comprobará la eficacia de los frenos. La velocidad debe adecuarse a la zona de visibilidad para disponer de más tiempo para percibir los estímulos externos y reaccionar adecuadamente. Con lluvia torrencial que impida circular se debe estacionar en lugar seguro (si es posible fuera de la vía) y permitido mantenimiento encendidas las luces correspondientes.

Visibilidad
La lluvia reduce la visibilidad por falta de luminosidad, quedando a la vez afectados los espejos retrovisores, cristales de los faros y luces. Para mejorar la visibilidad se debe:

  • encender las luces de posición y de alcance medio, se es necesario.
  • Poner en funcionamiento los limpiaparabrisas.

Adelantamientos y cruces entre vehículos
Cuando llueve o con calzada húmeda, al cruzar y al adelantarse a otros vehículos hay que prever con antelación la falta de visibilidad por las salpicaduras de agua sucia y barro que se producen en estos casos. Accionar el limpiaparabrisas y el "sapito" para limpiar la suciedad que se adhiere al vidrio.

B- NIEBLA, HUMO O POLVO EN SUSPENSION.
La niebla reduce la visibilidad y la adherencia. Se deben mantener encendidas las luces correspondientes del vehículo, reducir la velocidad, aumentar la distancia de seguridad, no adelantarse y prestar atención en las marcas viales. Si fuera inevitable tener que inmovilizar el vehículo en el caso de grave reducción de visibilidad hay que situarlo fuera de la calzada, lo mas alejado posible, adoptando todas las precauciones de señalización. En ruta se aconseja estacionar, por ejemplo, en el acceso a un campo lindero.

C- EL VIENTO
Cuando sopla de costado suele ser un serio peligro puesto que el viento lateral puede provocar el vuelco del vehículo e incluso la salida de la calzada, por este motivo se debe disminuir la velocidad. Las ventanillas deben permanecer cerradas para evitar la pérdida de estabilidad por el efecto de remolino (eso también ahorra combustible). Arrastrando un remolque se debe reducir aún más la velocidad en beneficio de la estabilidad y la seguridad. Las motocicletas (especialmente los ciclomotores) son los más afectados por el viento, por lo que deben circular muy despacio para controlar el vehículo, evitar desplazamientos y caídas. El mayor riesgo se produce cuando se pasa al lado de un camión, que temporalmente obstruye la circulación y desestabiliza el vehículo. Tomar fuerte el manubrio con ambas manos.