( 0 Votes )
smaller text tool iconmedium text tool iconlarger text tool icon

MARIA CRISTINA GOWLAND

2002noviembre

Orientadora Pedagógica y Psicóloga.

Desarrolla tareas en el Ministerio de Educación -dentro de un equipo interdisciplinario-  y, en forma particular, es integrante de "Cambios", grupo de profesionales especializados en la atención de trastornos del aprendizaje en escolares.

"La idea es orientar a  la escuela y a la familia con el fin de mejorar la calidad de vida dentro y fuera de la institución escolar"

Qué significa CAMBIOS?

MC.G-: Es un grupo de profesionales que trabajamos juntos, está conformado por las psicólogas Verónica Di Mauro  y Marta Ramacciotti,  Rita Saionz es la  fonoaudióloga, y Lidia Ramsky es pediatra. El objetivo del grupo es que los docentes sepan que pueden contar con un equipo hacia donde derivar los problemas de aprendizaje, del lenguaje y también problemas relacionados con lo médico. Actuamos en red, la primera parte de la tarea es diagnóstica para poder determinar si hay problemas emocionales, madurativos, o si hay algún compromiso orgánico que está interfiriendo en el proceso de aprendizaje de los chicos.

Una vez que obtienen estos datos, cuáles son los pasos siguientes?

MC.G-: Se realiza una devolución a los padres y otra a los docentes en formato de informe, con las sugerencias a seguir,  así como la manera de buscar las estrategias más adecuadas con respecto al abordaje de ese niño.

De qué manera el docente percibe que ese niño necesita una ayuda profesional, más allá de lo que la escuela le brinda?

MC.G-: Depende según cada síntoma, la mayoría de los casos que se presentan en las escuelas es el déficit atencional, se trata de  chicos que tienen graves dificultades en prestar atención, en quedarse quietos, en poder finalizar sus tareas o actividades, se ponen nerviosos por cualquier motivo, y no sólo eso, sino que tampoco pueden permanecer mucho tiempo en el aula y deambulan por la escuela. Entonces, frente a esto , lo importante es que la madre y el padre se enteren de las características de este niño, que los docentes lo pueden derivar, por ejemplo, primero a un neurólogo (porque a veces necesitan una atención  con medicamentos adecuados), y por otro lado, hacer un tratamiento psicoterapéutico con orientación hacia el niño y hacia el grupo familiar.

Cuál es el lugar que ocupan los papás en esta situación?

MC.G-: Los papás son lo más importante, porque muchas veces en un chico que tiene problemas, interviene todo una problemática emocional, no siempre corresponde al aprendizaje; entonces se torna fundamental que el niño tenga su asistencia pero también que los padres en forma simultánea sean orientadores,  para saber cómo tratarlo y de qué manera reorganizar la dinámica de la estructura familiar a la que pertenecen. A veces, es necesario realizar algunos cambios para que las cosas marchen mejor.

Esta orientación  se realiza conjuntamente con los docentes?

MC.G-: El docente tiene la evaluación de ese niño, y -volviendo al ejemplo anterior de déficit atencional-, el maestro tiene  la posibilidad de ayudarlo porque  está amparado por una reducción horaria -esto es los niños que no pueden prestar atención más de dos horas seguidas-. Esta reducción horaria sería rotativa, es decir una semana se utilizan las primeras horas, otra semana las últimas para no perder ninguna asignatura. La calidad en cuanto a contenidos es la misma, pero no en relación a la cantidad, porque  el niño no alcanza a terminar su actividad si involucra demasiada cantidad de ejercicios. Además de que el docente está capacitado para  ayudarlo en tareas extras para que los niños canalicen toda esa energía, porque es probable que el niño no  pueda controlar los impulsos y tenga que estar en actividad permanente.

Lo que se aconseja cuando se implementa una reducción horaria es que no se trata de que el alumno se quede en su casa y haga exactamente lo mismo, sino que canalice a través de una situación de deporte, o que haga su tratamiento psicoterapeútico con orientación pedagógica, en síntesis que realice tareas que lleven a encausar esa sobreactividad que tiene.

En su mayoría, estos casos se dan en el nivel primario?

MC.G-: No necesariamente, se da en todos los niveles. Incluso hay muchos adultos que tienen un gran déficit atencional porque no se pueden concentrar, lo que pasa es que a medida que va evolucionando el ser humano, la energía se va encausando en diversas actividades, en cambio a los niños hay que guiarlos para que ello suceda. 

Dentro del Ministerio, su función es similar a la que acaba de describir? 

MC.G-: En el Ministerio también hay un equipo interdisciplinario, hay dos muy importantes, uno en la zona sur y otro en la zona norte-centro,  allí reciben a los chicos que tienen  problemas desde el jardín en adelante, y se orienta al docente sobre qué posibilidades tiene de que ese niño entre en proceso de integración, o bien se los deriva a escuelas especiales, o se guía al maestro con actividades que  podría realizar con estos alumnos.

En qué tipo de escuelas se dan más estos casos, o si depende del nivel socio-económico de esa institución?

MC.G-: Sucede en todos los colegios por igual. En escuelas de nivel socio-económico más bajo lo que sucede es que  los problemas madurativos o de aprendizaje se derivan de problemas nutricionales. Conjuntamente con la pediatra, estamos realizando un trabajo sobre el desajuste madurativo que se produce en las zonas marginales por la mala nutrición desde la gestación en adelante. Entonces, los malos tratos, la violencia familiar y la desnutrición son factores claves, pero si vamos a colegios del centro también presentan las mismas características porque hay otras violencias encubiertas, no por problemas de nutrición pero si de abandono, son padres muy ocupados por toda la situación actual que nos rodea, y esto hace que el chico esté más tiempo solo, y se acostumbra a saltar de una actividad a otra sin ningún tipo de límites.

Gran parte de  la experiencia que tengo como orientadora, se la debo a mi trabajo de docente, la experiencia que te da el estar frente a un curso no te la da otra cosa. Porque existen muchas individualidades, muchos problemas y tenés que actuar como maestra, como psicóloga, asistente social y madre, entonces el maestro tiene capacidad para detectar  por sí solo todo lo que le está pasando a ese alumno. Así como detecta un déficit atencional, puede detectar una dislexia por la inversión de las sílabas, por qué escribe en espejo, cómo lee y cómo pronuncia.

Cuáles serían las consecuencias en un niño que no es tratado a tiempo?

MC.G-: Sucede muchas veces que más allá de la detección del problema hay una resistencia o negación que pueden tener  los padres. Esto se va arrastrando y las dificultades se acentúan, y muchas veces, si no están medicados, por ejemplo frente a una arritmia cerebral, producen  problemas severos de comportamiento que pueden lindar en actitudes psicóticas. 

De qué manera abordan al niño en Cambios?

MC.G-: Se trata sólo de una aproximación diagnóstica.  Primero, el equipo completo realiza la entrevista con los padres, luego evaluamos al niño entre todos, es decir nos vamos rotando según cada especialidad para ir evaluando los diversos aspectos. Una vez que tenemos el abanico de diagnósticos, es decir  posibilidades y dificultades, le devolvemos a los padres el informe, realizamos lo mismo para que la escuela también lo tenga y, después, la elección de seguir o no con el tratamiento psicoterapéutico corre por decisión de los padres.

Ustedes van hacia la escuela o es a la inversa? 

MC.G-: Hay directivos que pretenden que te instales allí para evaluar casos puntuales en la misma escuela, y hay otros que prefieren salir de la institución escolar para que los niños no se sientan atravesados por el contexto escolar. Todos los profesionales, de una manera u otra, estamos en educación, por eso surge la idea de formar Cambios, para orientar a docentes y padres (escuela-familia) con el fin de mejorar la calidad de vida dentro y fuera de la institución; y de resolver situaciones problemáticas con respecto al aprendizaje en relación a un equilibrio entre lo emocional, lo social y lo intelectual.

CAMBIOS Alvear 1478

Te: 0341- 449-8825 / 440-9726

Rosario

Silvana Caletti
Rosarioeduca