( 0 Votes )
smaller text tool iconmedium text tool iconlarger text tool icon

MARIANA SENA, SILVANA SCHULZE Y VALERIA BOGGINO

2002julio

Coordinadoras del Centro Audiovisual de Rosario (CAR) -dependiente de la Municipalidad de la ciudad- , y Productoras del Festival Latinoamericano de Video, que ha creado un espacio significante abierto a la libre expresión creadora de realizadores audiovisuales, y que pretende contribuir a abrir un espacio a los docentes para un trabajo escolar a través de medios nuevos.

" Se trata de un espacio para que el docente pueda contar con otro tipo de elementos para  trabajar en el aula."

¿Cómo se inicia el Centro Audiovisual?

S.S.- Es el resultado de un evento. A partir de los festivales latinoamericanos de video se crea la videoteca municipal, donde el material participante es el que fue dejado por los realizadores  en cada festival, y desde ese momento comienzan a formar parte de nuestro patrimonio.  Comenzamos por  agrupar un montón de material muy interesante de toda latinoamérica, de todos los géneros y todo tipo de temáticas. El cauce más importante que le dimos era crear una institución que albergue ese material, que lo difunda sin fines de lucro y que pueda acercarlo a otras instituciones como escuelas, organizaciones barriales o al público en general para que conozca el material y pueda aprender de él al tomarlo como elemento de trabajo, de consulta o de archivo. Desde  el tercer festival de video en 1995 pensamos en tener  un proyecto un poco más ambicioso que incluía también capacitación audiovisual.

¿En qué consiste esa capacitación?

S.S.- Al margen de los talleres que se hacían en el festival, hubo talleres de documentales, guión, producciones televisivas o para video y cine.  Surge también la necesidad de poder acercar este material a los docentes y evaluar  cómo llegar a las escuelas medias. Ante esto nos encontramos con el problema de que  la mayoría de los maestros trabajaban el video como una lámina, por ello había que buscar  la forma de relacionar  un acercamiento institucional a las escuelas y un taller  (el taller  "Capacitación audiovisual para docentes" se empezó a dictar en el año 2000 con dos realizadores de Rosario -Hugo Grosso y Sergio García-). En estos talleres los maestros  aprendían desde  conectar la video cassettera hasta ver de qué forma relacionar algunos contenidos curriculares con la película, es decir  no tratándolo como una herramienta directa,  sino plantear un contexto un poco más amplio utilizando el video como recurso.

¿Cómo responden los docentes en este taller?

S.S.- Muy bien. Ellos mismos terminaron haciendo un video. Esto ya es una segunda etapa en el taller de capacitación, pero el resultado fue muy bueno porque hizo que además de lograr nuestro objetivo, ellos se acercaran mucho a la videoteca para utilizar el material en el aula y  que pudieran venir  con  sus alumnos a consultar material.

¿De qué manera se define el trabajo con los alumnos?

M.S.- La videoteca tiene aspiraciones. Una de ellas es que  el video sea desplazado del lugar de un mero uso de herramienta didáctica y que se incluya en sí como material de trabajo,  que el docente pueda abordarlo generando sus propias fichas de lectura de videos, sus propias observaciones, que analice los contenidos, los encuadres, las formas de narrar que plantea el medio audiovisual que es totalmente diferente a una literatura o a otro tipo de texto. Es interesante ver cómo ellos realizaban ese desplazamiento, de sólo ver la película a hacer otro tipo de aproximaciones.

S.S.- Queremos destacar el video como arte, como un medio artístico, entonces no solamente ver el video por su contenido sino por su forma, por la manera en la que fue realizado. Por eso los talleres apuntan a ver mucho material y a analizar las formas en las que se hizo el video, al margen de evaluar el contenido que siempre es lo que primero toman los docentes para darlo en una clase.

Eso hace que los alumnos también puedan crear sus propios trabajos audiovisuales...

M.S.- La experiencia de los chicos haciendo un video es muy buena. Normalmente existe esta dicotomía entre los "nuevos" medios y la educación formal, parecería que es imposible unir ese bagaje que ya tienen los alumnos ( son los primeros consumidores de medios audiovisuales como la  televisión) , con una cuestión tan formal como es la educación  que contiene la currícula o los contenidos. Por ejemplo,  un grupo de  chicos trabajó muy bien esta idea porque utilizaron géneros como la ficción para abordar temas de Derechos Humanos. Fue increíble. Eso como resultado de todo un trabajo anterior que creemos que las escuelas hoy en día,  más allá que puedan concretarlo o no, pueden hacer un recorrido y aproximarse de una manera diferente, es decir que los chicos tengan una mirada diferente de lo que es la realización audiovisual. No solamente con los talleres sino con el hecho de prestar gratuitamente nuestro patrimonio de más de 2500 videos, ofrecemos este espacio para que el docente pueda contar con otro tipo de elementos para  trabajar en el aula, y  animarse a "involucrarse" en esta temática de lo audiovisual. Las escuelas pueden trabajarlo, no sólo porque pueden conseguir un televisor y una video, sino que pueden traspasar el mito de que eso no es factible. Es necesario que se produzca un ida y vuelta con los alumnos.

 Queremos hacer una fuerte apertura para la convocatoria a los docentes, se pueden acercar  a la videoteca con un disquette para grabar  todo el catálogo y poder consultar los temas, títulos, autores y sinopsis. También sería muy bueno recibir material de las distintas escuelas que hayan realizado proyectos y desde aquí, ver de qué manera se puede ayudar en su concreción (en cuanto a conexión,  a espacio). 

En esto, además puede ayudar el hecho de la implementación por parte de las escuelas de Trayectos Técnicos en Comunicación Multimedial...

M.S.- Por supuesto, por eso también tenemos otros talleres de capacitación audiovisual para jóvenes.

S.S.- Y también  talleres en el área de niños (8 a 12 años) . Son pocos los que asisten porque el docente se tiene que dedicar mucho a cada uno en particular. Además de realizar las respectivas muestras que sirven para concretar las ideas, e inclusive premiar esos trabajos en otros festivales.

M.S.- Merece un apartado especial el hecho de sostener un lugar que sabemos que, si bien las condiciones socio-económicas no están dadas, este lugar se mantiene con un gran esfuerzo de la gente a la que realmente le interesan las realizaciones audiovisuales, vienen a colaborar,  a donar sus materiales, sus videos y sus producciones. Entendemos que, por la respuesta que tenemos,  es un lugar muy necesario porque es un espacio de distribución de material que si no estaría o no tuviera estos canales de comunicación, no lo podríamos hacer.

¿Existe en latinoamerica otra videoteca de estas características?

S.S.- No, porque no existe en latinoamerica un festival que se parezca al de Rosario. Generalmente, son festivales de documentales, o de animaciones, o de áreas temáticas, pero de tema libre y que incluya todos los géneros hace que el material sea único.

M.S.- y si ese material no estuviera guardado en un lugar como esta videoteca estaría guardado en la casa de cada uno de sus realizadores, o en archivos de alguna escuela o facultad. Pero aquí cualquier persona tiene acceso a esta videoteca,  los videos se prestan en forma gratuita al público en general y  a instituciones -desde un hospital, un centro comunitario, una escuela, etc...-  y el material circula. Es decir,  que trascienda más allá de las personas que trabajamos en este lugar. Desde este punto de vista,  esta iniciativa es un hecho importante para la ciudad, son producciones, son obras, es arte, es historia, es expresión y es sentimiento que es visto e investigado.

Todos los videos están catalogados para un ordenamiento temático para no sólo ubicar mejor el  material sino ofrecerlo al público de una manera más sencilla, es decir conservando el espíritu y dando a conocer datos de su realizador para poder comunicarse con él.

S.S.- Además hicimos muestras en otros lugares como México, Brasil, Ushuaia,  Jujuy, Posadas, Paraná, Chaco, Buenos Aires, y otras ciudades más donde  llevamos la selección de materiales, aunque cuando vamos por primera vez adjuntamos una retrospectiva para que el festival se conozca en profundidad. Actualmente,  estamos preparando para el mes de julio una muestra para chicos en el Distrito Oeste de Rosario,  y para septiembre está previsto realizar  la novena edición del  Festival.

M.S.- Y volvemos a hacer la muestra de cine para niños y jóvenes a través de la adhesión a la convocatoria de UNICEF. Esto además incluye un encuentro que se va a llamar "encuentro de video experimental" .

¿En qué etapa se encuentra la organización del festival?

S.S.- Estamos en la fase de convocatoria de realizadores para el concurso que cierra el 26 de julio. Paralelamente, ya estamos armando la muestra, las conferencias y los talleres intensivos de capacitación. Sin embargo, los talleres para docentes los lanzamos en agosto para que ellos puedan incluir el festival como una actividad más, aparte de que es una instancia donde pueden ver sus propios trabajos. Tenemos mucho material y muy diverso. Siempre hay algo diferente para cada persona que tiene que ver con el público al que va dirigido, la forma en la que quieren tratar los temas, al lugar donde van a proyectar. Hay  avidez de los docentes y alumnos por capacitarse y preocuparse por encontrar la mejor manera de lograrlo.

Videoteca

lunes a viernes de 9 a 18 horas

CEC- Sargento Cabral y el Río

www.cecrosario.org.ar