( 0 Votes )
smaller text tool iconmedium text tool iconlarger text tool icon

SILVIA PISTARINO

2002febrero

Coordinadora del programa Aula Solidaria del Equipo Arquidiocesano de Minoridad – coordinado por el Padre Santidrián - y profesora de Educación Especial.


 “La idea es que los chicos regresen al sistema escolar y social”

Con las premisas de Sociabilizar y de Integrar, el Equipo Arquidiocesano de Minoridad – coordinado por el Padre Santidrián - emprende el proyecto de “Aula Solidaria” para menores en riesgo social. A partir de la problemática de la inasistencia a la escuela de los chicos menores de edad, por diversos motivos  - que en este proyecto no se cuestionan-, el Equipo de trabajo se planteó la necesidad de conformar aulas donde se puedan aprender contenidos curriculares. Silvia Pistarino aclara que "de ninguna manera, la iniciativa pretende o significa hacer una escuela paralela, ni quiere crear polémicas o confrontaciones, sino que su objetivo es reintegrar a estos chicos al sistema educativo".

Con esto, se pretende evitar el fracaso escolar y fomentar el hábito de ir a la escuela. Además, que estos chicos tengan herramientas para desenvolverse dentro de la educación formal, que aprendan pautas de convivencia y aprendizaje para INTEGRARSE eficazmente al grado escolar.

Un punto importante de esta iniciativa que ya lleva dos años, es la búsqueda de esos niños y adolescentes para que asistan a las clases, esta tarea la llevan a cabo los mismos coordinadores y voluntarios que conocen los barrios y a las familias de los chicos. Se trata de buscar en profundidad quiénes son los niños que no asisten a clases. Por otra parte, cuando un  niño ingresa, se le confecciona una ficha personal que cubre todas las áreas, es decir que se incluyen datos de cada padre y hermanos -edad, estudios cursados, lugar donde habitan- así como, las características sociales del barrio en el que vive. Además se incluyen datos sobre su paso por la vida escolar y por su asistencia a este programa. La ficha culmina con la pregunta sobre si ese chico desea volver a la escuela, ante este interrogante la mayoría destaca un No, que da cuenta de la necesidad de personalización, contención y apoyo que los niños necesitan; sus familiares consideran a Aula Solidaria como ese lugar de aprendizaje y cuidado.

En una segunda etapa, se realiza un seguimiento de cada chico, para evaluar si tienen problemas para llegar al aula, si están entusiasmados o si van a seguir asistiendo. Y si bien, el programa está destinado a chicos entre 6 y 14 años, cuando resulta necesario atender a demandas de adultos, se realizan derivaciones a entidades competentes, o bien se los prepara para rendir en condición de libres en la escuela primaria.

Personalmente, Silvia Pistarino explica que trabajar con los chicos de la calle es lo que la movilizó a emprender este programa. Conoce al padre Santidrián cuando era director del Centro de Protección al Menor (CE.PRO.ME), y deciden emprender esta tarea para poder hacerlo "a su manera", es decir que apostaban a un modelo diferente a lo conocido, con caracteres propios, sin criticar a los existentes sino haciendo lo que creían y creen que es mejor para la recuperación de los niños al sistema educativo.

Con respecto al papel que cumple la escuela formal, es necesario preguntarse por qué estos chicos se van de la institución, qué cuestiones los atraviesan. Si bien, las escuelas de la zona tienen una conexión con Aula Solidaria, hay una mayoría que no se adapta a esta modalidad, sin entender que esto no pretende competir con la escuela sino, por el contrario, incentivar y  contener a los niños que no siguen asistiendo a la escuela. Los objetivos son absolutamente pedagógicos, en Aula solidaria se enseñan contenidos iguales a los de la currícula de la escuela formal.

A nivel Ministerial, Aula Solidaria logró la Declaración de Interés Regional (Disp. Ministerial 357-01 del 14 de agosto 2001). Las consideraciones sobresalientes son la orientación a niños y adolescentes, su articulación con objetivos y contenidos con el sistema educativo y, la importancia de la reinserción del niño.

Además, el Instituto cuenta con capacitación en idioma inglés, talleres para adultos de corte y confección, yoga, cocina, catequesis, teatro, dibujo y pintura, folcklore y handball. Por ello, el año pasado, se inauguraron más aulas en las instalaciones de la Unidad Descentralizada Nº 6 (Donado y Derqui), y en Capitán Bermúdez. con quienes trabajan a la par para llegar a la concreción de los objetivos propuestos.

Para lograr esto, además se necesita la colaboración de todas las personas que quieran acercar útiles escolares, muebles, bicicletas, o lo que entiendan sea de utilidad para los chicos.  

--------------------------------------------------------------------------------

Instituto CREAR - ART XXI

Donado 268

--------------------------------------------------------------------------------

Equipo Arquidiocesano de Minoridad de Rosario

Dirección: Salta 2643

Teléfono: 438-3047 

Silvana Caletti
Rosarioeduca