( 0 Votes )
smaller text tool iconmedium text tool iconlarger text tool icon

JORGE FERROGGIARO

2003mayo

Profesor universitario, fundador de la Sociedad Argentina para la enseñanza de la Ingeniería y es Director del CENT N° 57 desde 1983. Además es ex Director regional (VI Región) del Ministerio de Educación de la provincia de Santa Fe, y ex Decano de la Universidad Tecnológica de Rosario.

"Trabajamos con cursos que forman parte de un sistema educativo globalizado ."

 

¿De qué se trata esta modalidad de educación sistemática referida a la tecnología?

J.F.- El centro Educativo a nivel terciario N° 57 es una institución transferida de la Dirección Nacional del Adulto, habilitada -en su momento- para iniciar actividades desde 1984 y conforma estos cursos de capacitación de educación no universitaria con la apoyatura de instituciones o de ONGs que permitían capacitar a la gente en formaciones de tipo profesional en tecnología.

¿Cuál es el título otorgado por el cursado de esta capacitación?

J.F.- El de Técnico Superior en Técnicas Digitales, en los inicios históricos de este curso, hablar de digitalización era "hablar en sánscrito", era algo raro, y fue la primera escuela que enseñó todo lo relacionado con sistemas de control digital aplicado a, justamente, controles de procesos industriales, a equipamientos de electromedicina, y a sistemas de comunicación y computadoras. Es una campo de extensión muy amplio por el hecho de que el microprocesador  es el alma de cualquiera de estos sistemas. Además, fue la primera escuela en formar cursos sobre fibra óptica y comunicación, es un buen dato si consideramos que estos programas se aprobaron en 1983, con el control y el aporte de la Empresa Nacional de telecomunicaciones -en su sector de capacitación técnica-, con la supervisión de la Comisión Nacional de Energía Atómica y de empresas automotrices. Y a partir de que las Universidades no tenían aún este tipo de capacitación, se recurre a estos cursos por propia necesidad de estas empresas para trabajarlo con sus recursos humanos; y así fueron cambiando los programas de acuerdo a los avances tecnológicos.

¿Por qué es importante insertar estas nuevas tecnologías en el ámbito escolar?

J.F.- Es importante porque ningún país progresa solamente teniendo servicios de tipo, por ejemplo, poéticos, turísticos, o artísticos,  algunas personas tienen que trabajar en la utilización de máquinas y del valor agregado que se le puede dar a los materiales básicos que producimos, tanto en minería como en producción de alimentos, o en electromecánica o tecnotrónica. Entonces, para poder aplicar procesos industriales hay que tener gente capacitada para poderlos reparar y mantener.  Ahora, si a partir de la ley Federal de Educación se suprimen las escuelas técnicas, y los interesados en ser técnicos  tienen que asistir  en contraturno a hacer un curso complementario para aprender se torna difícil, además se cerraron instituciones como el ENET donde se podía llegar a capacitar a gente en todas las actividades manuales. Un país que no tenga un sistema educativo dentro del que se capacite en este tipo de técnicas, no tiene futuro como país que tecnológicamente pueda estar conectado.

¿En qué fundamentos se apoya el sistema CISCO?

J.F.- Sus fundadores son investigadores de la Universidad de Stanford, ellos inventan el router, y desde allí se convierte en una de las empresas más importantes del mundo en todo lo concerniente a comunicación. Ha ido absorbiendo a otras empresas, amplía su oferta y Rosario se estaba quedando al margen de este circuito de tecnología. Nosotros tomamos la franquicia de Cisco, ellos tienen el control y el alumno cuando ingresa no es un alumno del Cent 57 sino que es del sistema educativo del Cisco.

¿De qué manera se dictan las clases?

J.F.- Todo se realiza vía Internet, incluso los exámenes, por eso es un alumno del sistema y tiene una apoyatura académica de la Universidad de Stanford, que otorga una certificación internacional.  Los alumnos que estudian en Rosario tienen la misma capacitación que en China, Japón, Estados Unidos o en cualquier otra parte del mundo donde Cisco tiene sedes. Esto se traduce en transformarse en alumno del mundo, quiere decir que si -por ejemplo- un alumno se va a otro país puede seguir continuando con sus estudios desde ese lugar, el espacio geográfico no tiene importancia. De la misma manera, si en alguno de esos países necesitan gente para trabajar, el llamado y la selección se realiza entre todos los alumnos del mundo. Asimismo, hay empresas locales que firman convenios para realizar pasantías, porque a veces sucede que piden personal altamente capacitado para empresas extranjeras y Argentina todavía está en una etapa de enseñanza-aprendizaje, entonces es más difícil de encontrar personal idóneo.

¿Se necesita una determinada edad y conocimientos previos para acceder al sistema Cisco?

J.F.- No. Pero sí lo tiene el curso sistemático de Técnico Superior en técnicas digitales, porque forma parte del sistema argentino de educación que te exige tener la secundaria aprobada para acceder a estudios terciarios. Sin embargo, los demás cursos no tienen este requisito porque no son sistemáticos y no están avalados por el ministerio de educación al tratarse de cursos de un sistema educativo globalizado que se instala y se ofrece en la Argentina para capacitar, y que esas personas se capaciten en tecnología nueva que aún no está desarrollada en el país.

Ing. Jorge Ferroggiaro
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Silvana Caletti
Rosarioeduca